Proformica sp.

Género perteneciente a la subfamilia Formicinae con especies difíciles de diagnosticar por la falta de estudio de la diversidad existente. En la Península están citadas P. longiseta, P. ferreri, P. nasuta y P. cerdanyesnsys.

La taxonomía de las especies ibéricas de Proformica requiere revisión, siendo uno de los géneros peor estudiados en la región. Autores como Galkowski et al. (2022) han identificado hasta cinco morfotipos diferentes en nuestra área, y la identificación de las poblaciones ibéricas es incierta.

Este género se podría confundir con Formica y Cataglyphis. Se diferencia de Formica en que la dentición es decreciente desde el diente apical y en número menor de seis. La forma redondeada del espiráculo propodeal lo diferencian de Cataglyphis.


Fig. 1) Obrera de Proformica sp. en vista lateral


Fig. 2) Obrera de Proformica sp. en vista dorsal


Fig . 3) Cabeza de una obrera de Proformica sp. en vista frontal


Fig. 4) Detalle del escapo de una obrera de Proformica sp.


Fig. 5) Detalle de las mandíbulas de una obrera de Proformica sp.


Fig. 6) Palpo labial de una obrera de Proformica sp.


Fig. 7) Mesosoma de una obrera de Proformica sp. 


Fig. 8) Detalles del espiráculo propodeal y peciolo de una obrera de Proformica sp.


REFERENCIA:

Arcos, J.; Fede, G. 2023.
Hormigas de la Península Ibérica y Baleares. Barcelona. 490 pp.


Tapinoma madeirense Forel, 1895

Hormigas de tonalidades unicolores, que varían desde el marrón hasta el negro, con un tamaño que oscila entre 2 y 3 mm.

  • El clípeo presenta una emarginación en su borde anterior. En una vista frontal, se puede trazar una  línea imaginaria que conecta el par de quetas erectas del clípeo, y el extremo superior de la emarginación se encuentra claramente por debajo de esta línea, generalmente a una distancia aproximada que constituye la mitad entre la línea y el borde anterior del clípeo.
  • El escapo sobresale más allá del borde occipital, al menos en una cuarta parte de su longitud.
  • La impresión mesopropodeal es menos pronunciada que en otras especies del mismo género.

Fig. 1) Obrera de Tapinoma madeirense en vista lateral


Fig. 2) Cabeza en vista frontal de una obrera de Tapinoma madeirense


Fig. 3) Detalle del clípeo de una obrera de Tapinoma madeirense


Fig. 4) Mesosoma de una obrera de Tapinoma madeirense


REFERENCIAS:

C. EMERY; 1925
Revision des espèces paléarctiques du genre Tapinoma
Revue suisse De zoologie Vol. 32, no 2.




Tapinoma simrothi  Krausse, 1911


Las hormigas de la especie T. simrothi presentan notables similitudes con T. nigerrimum, cuya descripción publiqué anteriormente.

  • La característica más distintiva radica en la relación entre la altura y la anchura de la emarginación (hendidura) del clípeo, donde (vease imagen) a/b > 1.5, en este caso, alcanzando 1.6; esto se traduce en una emarginación relativamente alta y estrecha en comparación con otras especies.
  • El segundo segmento del funículo (f2) tiene una longitud aproximadamente igual al tercero (f3). A diferencia de T. nigerrimum, donde el segundo segmento es claramente más largo que el tercero.

Fig. 1) Obrera de T. simrothi en vista lateral


Fig. 2) Cabeza de una obrera de T. simrothi en vista frontal


Fig. 3) Clípeo emarginado de una obrera de T. simrothi 



Fig. 4) Segmentos 2 y 3 de una obrera de T. simrothi

 Formica dusmeti Emery 1909


  • Esta hormiga se distingue por su llamativa coloración bicolor, con el abdomen oscuro y el resto del cuerpo en un tono rojizo brillante, a veces con sutiles manchas oscuras en el tórax y la región frontal de la cabeza.
  • Ojos desprovistos de pelos o con pelos de menos de 4 µm de longitud, resultando así invisibles al observar con una lupa binocular.
  • El margen frontal del clípeo no presenta melladura.
  • Peciolo, fémures, escapos y  parte posterior de la cabeza sin setas erectas.
  • Mesosoma sin quetas erectas y pubescencia muy dispersa.



Fig. 1) Obrera de F. dusmeti en vista lateral


Fig. 2) Obrera de F. dusmeti en vista dorsal


Fig. 3) cabeza en vista frontal de una obrera de F. dusmeti


Fig. 4) Clípeo sin melladura central de una obrera de F. dusmeti


Fig. 5) Escapo sin quetas erectas de una obrera de F. dusmeti


Fig. 5) Detalle del ojo de una obrera de F. dusmeti


Fig. 6) Mesosoma con ausencia de quetas erectas de una obrera de F. dusmeti


REFERENCIAS:



A, Tinaut;  Mª. D. Martínez-Ibáñez 2011
Taxonomy and distribution of Formica dusmeti Emery, 1909 and of F. frontalis Santschi, 1919 (Hymenoptera, Formicidae).

 Formica sanguinea Latreille, 1798


Se la conoce comúnmente como hormiga esclavista por su hábito de asaltar nidos de otras hormigas.

  • Muy parecida a F. dusmeti, también con un llamativa coloración bicolor, con la zona de los ocelos y el gastro oscuros.
  • El resto del cuerpo es de un tono rojizo brillante.
  • Ojos, escapos, fémures y  parte posterior de la cabeza desprovistas de quetas erectas.
  • Se distingue de F. dusmeti por la presencia de quetas erectas en el pronoto y margen frontal del clípeo con una melladura en su parte media variable en tamaño.


Fig. 1) Obrera de F. sanguinea en vista lateral


Fig. 2) Cabeza en vista frontal de una obrera de F. sanguinea


Fig. 3) Detalle del clípeo y mandíbulas de una obrera de F. sanguinea


Fig. 4) Detalle del escapo de una obrera de F. sanguinea


Fig. 5) Ausencia de quetas erectas en la zona posterior de la cabeza de una obrera de F. sanguinea


Fig. 6) Detalle del ojo de una obrera de F. sanguinea


Fig. 7) Detalle ampliado del ojo de una obrera de F. sanguinea


Fig. 8) Mesosoma de una obrera de F. sanguinea con presencia de quetas erectas en el prosoma

Formica cunicularia  Latreille, 1798


  • Esta hormiga posee una longitud que oscila entre 4,0 y 6,5 mm, exhibiendo un tono gris ceniciento, con un matiz rojizo presente al menos en las genas y las suturas del mesosoma. Frecuentemente, tanto la cabeza como el mesosoma pueden adquirir un sutil tinte rojizo.
  • La pubescencia en la cabeza, mesosoma y pecíolo es densa, contrastando con la ausencia de vellosidad en la gula y el occipucio.
  • En relación a las quetas, no se localizan en el pronoto, y en el mesonoto, en el mejor de los casos, se pueden observar una o dos quetas cortas, nunca en el margen superior de la escama peciolar.
  • El mesonoto, visto dorsalmente, se presenta ampliamente redondeado en la cara lateral, y en individuos más grandes, se evidencia una depresión metanotal relativamente profunda.
  • La escama del pecíolo, cuando se observa lateralmente, se caracteriza por su delgadez, presentando un perfil anterior convexo y un perfil posterior más recto.

Fig. 1) Obrera de Formica cunicularia en vista lateral


Fig. 2) Obrera de Formica cunicularia en vista dorsal


Fig. 3) Cabeza en vista frontal de una obrera de Formica cunicularia


Fig. 4) Detalle de las mandibulas de una obrera de Formica cunicularia

Fig. 5) Mesosoma, propodeo y peciolo de una obrera de Formica cunicularia




 Identificación de Goniomma kugleri  Espadaler, 1986

Longitud aproximada 3 mm. Color marrón oscuro; mandíbulas patas, antenas y punta de las láminas frontales marrón (Fig. 1)

Su principal característica que la diferencia de otros géneros son sus ojos grandes y ovalados con micropilosidad, situados cerca del margen clipeal, cerca de la base mandibular (Fig. 2 y 3)

Otras características de la especie:
  • Gula con 10-12 pelos largos y curvados dispuestos en un psamóforo (Fig 2 y 3)
  • Cabeza más larga que ancha brillante con microescultura alutácea (con apariencia de cuero) ; a veces occipucio liso; espacio entre ojos y fosa antenal con estrías muy superficiales (Fig. 4)
  • Clípeo levemente cóncavo, típico del grupo blanci al que pertenece (Fig. 6)
  • Antenas con 12 segmentos; primer segmento funicular dos veces más largo que ancho (Fig. 5)
  • Tórax brillante; pronoto con superficie dorsal con microescultura alutácea, sus lados con estrías irregulares extremadamente finas; mesonoto y propodeo alutáceos dorsalmente, con los lados reticulados a longitudinalmente rugosos; espacio entre las espinas liso y brillante (Fig. 2 y 7)
  • Propodeo biespinado. Pecíolo y pospeciolo brillantes, casi lisos (Fig. 7)
  • Proceso metaesternal (mp) pequeño pero puntiagudo (Fig. 8)

Ejemplar procedente de Sevilla, España

Fig. 1) Obrera de Goniomma kugleri en vista lateral

Fig. 2) Cabeza en vista lateral y pronoto de una obrera de Goniomma kugleri

Fig. 3) Ojo ovalado  y psamóforo de una obrera de Goniomma kugleri


Fig. 4) Cabeza en vista frontal de una obrera de Goniomma kugleri


Fig. 5) Clípeo de una obrera de Goniomma kugleri


Fig. 6) Detalle de la antena de una obrera de Goniomma kugleri


Fig. 7) Propodeo, peciolo y pospeciolo de una obrera de Goniomma kugleri


Fig. 8) Detalle del proceso metaesternal de una obrera de Goniomma kugleri



REFERENCIAS:

Espadaler, X. 1986a [1985].
Goniomma kugleri, a new granivorous ant from the Iberian Peninsula (Hymenoptera: Formicidae). Isr. J. Entomol. 19: 61-66

Francisco J. Acosta Salmerón 1981
Sobre los caracteres morfólogicos de Goniomma, con algunas sugerencias sobre su taxonomía
Eos, t. LVII, págs. 7-16 (1981)