El Mesosoma

Como se puede ver en la sección “Anatomía general”, el cuerpo de las hormigas, como en el resto de los insectos, está dividido en cabeza, tórax y abdomen. En el caso de las hormigas, el primer segmento del abdomen (propodeo) está fusionado al tórax.

Esta modificación hace que esta unión del tórax verdadero y el propodeo no se pueda denominar “Tórax”. Los términos más utilizados son los de Mesosoma y Alitronco (Alitrunk). La escultura en esta zona es muy importante de cara a la taxonomía.


Fig. 1.  Situación del mesosoma en un ejemplar de Camponotus cruentatus



Fig. 2.  Imagen ampliada del mesosoma de Camponotus cruentatus


Como en el resto de insectos, el tórax se divide en tres segmentos. La parte superior se denomina “tergo” o “noto”, la parte lateral “pleura” y la parte inferior “esternón

Los prefijos “pro”, “meta” y “meso” indican las partes anterior, media y posterior, así el pronoto sería la parte anterior y superior del tórax. Los segmentos pueden fusionarse más o menos, pero normalmente suele marcarse una sutura. Las suturas más importantes son  la sutura promesonotal (Spr), la sutura metanotal (Sme) y la sutura mesopropodeal (Smp) (ver fig. 3)


Según las apreciaciones anteriores, en el mesosoma de una obrera se distinguen las siguientes partes:

Fig. 3.  Partes del mesosoma de una obrera de Camponotus cruentatus

En la parte superior (tergos o notos) se distinguen (fig. 3):

  • Pronoto (Prn). Primer tergo torácico.
  • Mesonoto (Msn). Segundo tergo torácico. 
  • Metanoto (Mtn). Este segmento en las obreras de la mayoría de las especies casi desaparece y a veces se aprecia en su mínima expresión. Es un remanente de la casta de hembras aladas donde el tórax sí está totalmente compartimentado.
  • Propodeo (Pro). Este es el primer segmento abdominal y está fusionado al tórax. La superficie dorsal (Sud) y la posterior, denominada “declive propodeal” (Dep), son de una gran importancia taxonómica. El declive propodeal puede presentar diferentes especializaciones, siendo la más común los lóbulos propodeales o metapleurales, ubicados en su base, uno a cada lado de la articulación peciolar. (ver Lmp fig. 4A)
    En el propodeo es habitual encontrar unas estructuras denominada “espinas propodeales" (ver Epr fig. 4B ).

Fig. 4.  A lóbulos metapleurales (Lmp) B espinas propodeales (Epr)


En las partes laterales (pleuras) distinguimos (fig. 3):

  • Propleura (Prp)
  • Mesopleura (Msp)
  • Metapleura (Mtp)

Tanto en las pleuras como en el propodeo podemos encontrar unas aberturas denominadas espiráculos que tienen funciones respiratorias (ver artículo "El espiráculo propodeal" y fig. 5A).
Los más importantes son (ver fig 3) el espiráculo propodeal (Esp) y el espiráculo metatorácico (Esm).

En la metapleura se encuentra una glándula especial denominada glándula metapleural, que segrega una serie de sustancias (ver artículo "La glándula metapleural"). Su ubicación relativa al propodeo es también importante a efectos taxonómicos en determinados grupos. (ver Glm fig. 3 y 5B)

Fig 5.  A Espiráculo propodeal (Esp). B abertura de la glándula metapleural (Glm) en C. cruentatus


REFERENCIAS:

Hormigas.org.

Mireya del Roble Esquivel Carmona.
Hormigas de Buenavista.

Pedro José Salinas.
Glosario de términos entomológicos con especial referencia a insectos sociales.

Fernández F. (ed.) 2003.
Introducción a las Hormigas de la región Neotropical. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, Bogotá, Colombia. XXVI + 398 p.